Servicios

Los ciberataques, el RGPD y la ciberseguridad en el sector educativo

El nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) es la nueva normativa que regula la protección de los datos de los ciudadanos que vivan en la Unión Europea. El reglamento entró en vigor el 24 de mayo de 2016, pero es de obligado cumplimiento desde el pasado 25 de mayo de 2018. Se trata de la primera norma sobre esta materia que afecta a todos los países de la Unión Europea y unifica, por tanto, tanto los derechos como las obligaciones.

La ciberseguridad en España bajo el RGPD

La nueva normativa impone a las organizaciones la obligación de garantizar la seguridad de los datos de carácter personal, aplicando las medidas necesarias para evitar cualquier daño y respondiendo a las amenazas de manera proactiva. Desde el pasado 25 de mayo son las empresas, así como sus proveedores, los que están obligados a implantar las medidas técnicas y organizativas que garanticen un nivel adecuado de protección.

De hecho, el RGPD, en su artículo 33, obliga a notificar los ciberataques cuando supongan una brecha de seguridad, es decir, que los datos personales queden expuestos, dentro de las primeras 72 horas desde que ocurre el fallo, a la Agencia Española de Protección de Datos. Por este motivo, las empresas de seguridad deben responder ante este nuevo escenario con los servicios y medios técnicos y humanos adecuados.

Eres los datos que compartes y necesitas sistemas de seguridad que los protejan

Actualmente compartimos datos muy heterogéneos de manera constante en Internet. En ocasiones de manera consciente y, en algunos casos, sin estar del todo informados de qué es exactamente lo que compartimos y para qué. Mayormente, nuestros datos son utilizados para definir mejor nuestras características como usuario o para establecer de manera más precisa nuestra pertenencia a determinado «nicho» como comprador o solicitante de servicios.

Si bien el comercio con nuestros datos personales o su cesión a terceros está mucho más restringido con el nuevo RGPD, sigue tratándose de información especialmente sensible a los ciberataques y es altamente recomendable contar con los servicios de empresas especializadas que nos doten de sistemas de seguridad a medida que protejan adecuadamente todos estos datos.

El sector educativo, objeto de especial atención

Como es lógico, todas las empresas y los sectores deben acoplarse al nuevo contexto tecnológico y jurídico que trata de regular el nuevo RGPD. No obstante, hay algunas áreas de actividad que son particularmente sensibles, sobre todo por el volumen y la tipología de información personal que manejan. El sector educativo, en todos sus niveles, es un claro ejemplo de ello. Desde colegios de primaria hasta universidades, pasando por centros de educación secundaria, las entidades educativas han de estar especialmente protegidas.

Los datos personales de menores de edad y, en algunos casos, la información crediticia y financiera relacionada con estudiantes matriculados, obligan a los gestores de estas instituciones y a sus responsables de ciberseguridad a contar con todos los mecanismos y herramientas que aseguren que esa información está a buen recaudo, se gestiona a prueba de filtraciones y puede considerarse confiable y de difícil acceso para los ciberdelincuentes.

El mejor consejo: ponerse en manos de empresas de seguridad profesionales

Tanto en el caso de las instituciones de enseñanza como en todos los demás, lo más apropiado para evitar problemas es dejarse asesorar y apoyar por empresas de seguridad y ciberseguridad que cuenten con la formación técnica adecuada. Un conjunto de profesionales del ramo, que tenga los conocimientos suficientes, una experiencia contrastada y un dominio amplio del entorno tecnológico y su complejidad nos garantiza contar con soluciones de protección y seguridad que disminuyan notablemente posibles dolores de cabeza con datos e información personal sensible.

 

En Prosegur lo que cuentan son las personas. Apostamos por una comunicación más cercana y transparente que nos permita conocer las inquietudes y necesidades de nuestros clientes y nuestros empleados.

PONTE EN CONTACTO