Llámanos
902 15 99 15




Motivo de tu solicitud:


Si quieres trabajar con nosotros, por favor Haz Clic Aquí


Política de Privacidad

PONTE EN CONTACTO





Motivo de tu solicitud:


Si quieres trabajar con nosotros, por favor Haz Clic Aquí


Política de Privacidad

O llámanos
902 15 99 15

PONTE EN CONTACTO

Distribución comercial

La ciberseguridad y los negocios analógicos. Por qué están condenados a entenderse

La implementación de buenos y efectivos medios y sistemas de seguridad digitales en el sector empresarial es un requisito imprescindible en la actividad comercial actual. De manera equivocada, muchas empresas que desarrollan su trabajo en la distribución comercial tradicional, con un punto de venta físico y trato directo con el público asumen que la ciberseguridad no forma parte de su estrategia. Veamos por qué es un enfoque equivocado y es algo positivo contar con los servicios y productos de una empresa de seguridad.

La empresa de seguridad conoce el entorno digital y su implementación por sectores

Cualquier empresa que trabaje en el área de la seguridad (analógica y digital) debe conocer cuáles son las necesidades específicas de cada sector y actividad comercial. Del mismo modo, debe estar al tanto de la evolución de las potenciales amenazas y posibles brechas de seguridad en el mundo de la ciberseguridad.

Prestar atención a este aspecto no debe ser una preocupación exclusiva de las empresas que hayan nacido y estén orientadas a comprar y vender en Internet. Aunque una empresa se centre en la compraventa textil o de productos de papelería (por poner dos ejemplos) tiene que blindar su vertiente digital, aunque esta no forme parte de su core comercial. En ese sentido, la empresa de seguridad puede asesorar y cubrir sus necesidades, aunque se enfoque principal sea analógico.

Todas las empresas y negocios manejan datos sensibles

Los negocios analógicos priorizan el buen funcionamiento de aspectos como la logística, el producto, la política de precios y devoluciones o el trato al cliente, por citar algunos. Pero, al igual que las empresas con vocación digital, manejan a diario infinidad de información digital sensible, que debe ser almacenada y gestionada de manera adecuada: datos personales, información bancaria, números de cuenta y de tarjetas de crédito, números de teléfono, volúmenes de gasto, acciones de descuento a clientes habituales, etc. Esta información, que resulta tremendamente útil para planificar estrategias de marketing y publicidad, además de agilizar el funcionamiento diario, es susceptible de ser sustraída o utilizada por terceros para fines deshonestos. Blindar la ciberseguridad, aún en empresas de aspiración analógica es un acto de responsabilidad, actualmente.

La información es poder, en cualquier circunstancia

Sin importar a qué nos dediquemos, la información adecuada puede situarnos en una posición ventajosa respecto de nuestros competidores. Tanto la información externa como la interna: la evolución y la previsión de las ventas, las hojas de cálculo de la gestión económica diaria, el stock de productos, los datos de desempeño de nuestra plantilla, los proveedores más competitivos, etc.

Actualmente, esa información está digitalizada en un 90% de los casos. Contar con sistemas de seguridad que protejan esos datos, además de con protocolos que puedan prevenir y actuar de manera eficiente cuando se produzcan fugas de datos o ciberataques de cualquier tipo, garantiza no sólo la integridad estructural del negocio, sino la prestación de un servicio de mayor calidad a la clientela.

Seguridad analógica y la ciberseguridad, un binomio que debe estar equilibrado

Lo ideal es que toda empresa, de cualquier sector, cuente con medidas disuasorias, de prevención y de protección activa, tanto en el plano analógico como el digital. De nada sirve contar con un avanzado sistema de videovigilancia, por ejemplo, si todos los sistemas informáticos de la empresa no han sido supervisados por un especialista en seguridad y resultan vulnerables, están desactualizados o suponen un riesgo para la información más importante de la empresa. El equilibrio entre analógico y digital, además de asociarse con empresas de seguridad de experiencia y calidad contrastada como Prosegur Seguridad, es el mejor consejo para cualquier negocio, ya tenga un escaparate a pie de calle o en la pantalla de un dispositivo móvil.

En Prosegur lo que cuentan son las personas. Apostamos por una comunicación más cerca y transparente que nos permita conocer las inquietudes y necesidades de nuestros clientes y nuestros empleados.