Soluciones de seguridad

Las amenazas digitales más frecuentes que pueden afectar a la seguridad de tu negocio

Las amenazas digitales son uno de los temas más importantes en la agenda de la ciberseguridad en todos los niveles. Tanto usuarios de pequeñas y medianas empresas, como las grandes compañías, se toman muy en serio la ciberseguridad y cómo evitar los ataques informáticos. En este artículo queremos explicarte cuáles son las principales amenazas digitales y por qué deberías tener un plan integral de ciberseguridad.

Las principales amenazas digitales en la PyME

Son muchos los ejemplos que podemos encontrar en los años recientes de ciberataques a gran escala que han salido muy caros a las grandes corporaciones. Se trata de ejemplos en los que no sólo encontramos virus preparados para hacer estallar las medidas de seguridad de nuestros ordenadores por los aires, sino también para aprovecharse de los errores humanos.

Las investigaciones ciberforenses posteriores a los grandes ataques han determinado que, en la inmensa mayoría de casos, estos pudieron evitarse si el software hubiera estado actualizado o, simplemente, si uno de los empleados no hubiera abierto un archivo adjunto que contenía el virus.

Pero las amenazas a la ciberseguridad cobran una gran relevancia en las pequeñas y medianas empresas, ya que en la mayor parte de las ocasiones puede tener graves consecuencias para el negocio y suponer, incluso, su cierre.

El plan de ciberseguridad y en análisis de los riesgos

El plan de ciberseguridad en una PyME es tan importante como en una gran empresa, si no más. Se trata de crear un documento base que permita corregir las vulnerabilidades de nuestra compañía ante un hipotético ataque, así como mantener las medidas de seguridad siempre actualizadas para evitar posibles ataques en el futuro.

Primero debemos revisar el grado de exposición de nuestros dispositivos conectados a la red a posibles ataques. ¿Qué edad tienen? ¿Están actualizados con la última versión del sistema operativo? ¿Tienen el firmware a la última? ¿Tienen instalado un antivirus? ¿Quién es el administrador del sistema en cada terminal? ¿La red Wifi o Ethernet, está monitorizada? ¿Qué grado de conocimiento tienen los trabajadores de las amenazas digitales?

Una vez evaluado este primer punto y analizados los riesgos en ciberseguridad de nuestra empresa, podremos empezar a tomar medidas para paliarlo. Algo tan trivial como que nuestros ordenadores tengan instalada la última versión de Windows, MacOs o Linux puede ser vital ante un ataque. Los creadores y distribuidores de sistemas operativos y software envían con muchísima regularidad actualizaciones menores cuya intención es la de cerrar posibles ‘puertas traseras’ o vulnerabilidades que puedan ser aprovechadas por los ciberdelincuentes para cometer un asalto. Será responsabilidad del departamento de ciberseguridad que los ordenadores reciban puntualmente actualizaciones de software y que nadie pueda evitar una actualización en su ordenador.

Otro de los puntos a tener en cuenta es que nuestros empleados sean conscientes de lo que deben y no deben hacer. Por ejemplo, no abrir un archivo contenido en un correo electrónico sin haber pasado antes por un antivirus. Por suerte, los grandes servidores de email incorporan ya antivirus que hacen esa tarea por nosotros, bloqueando destinatarios sospechosos. Los empleados y usuarios han de saber que sus contraseñas deben ser cambiadas con cierta regularidad y prescindir de contraseñas como 0000, 1234 o combinaciones de consonantes y vocales convertidas en números. No, P4ssw0rd no es una contraseña segura.

Nuestra conexión a internet también debe estar bajo vigilancia constante con un sistema de monitoreo constante. Debemos ser capaces de detectar ese ‘exceso de datos’ o datos irregulares que pueden ser indicativo de que ha empezado un ataque de denegación de servicio (DDoS), que tiene como objetivo derribar un servidor. Y, cuando todo falla, lo mejor es que cada ordenador tenga un antivirus. En el caso de Windows, por ejemplo, el propio sistema operativo lleva incorporado Windows Defender.

En el futuro, todas estas herramientas y precauciones se deben revisar y actualizar constantemente, adaptando nuestro plan de ciberseguridad a los cambios y nuevas amenazas.

La ciberseguridad en la PyME en manos de los profesionales de Prosegur

Deja tu plan de ciberseguridad en manos de los expertos de Prosegur. Si necesitas una estrategia integral de seguridad informática para tu PyME, en Prosegur nos encargaremos de desarrollar una solución a tu medida y que se adapte a tu empresa. Solicítanos más información sin compromiso.

En Prosegur lo que cuentan son las personas. Apostamos por una comunicación más cercana y transparente que nos permita conocer las inquietudes y necesidades de nuestros clientes y nuestros empleados.

PONTE EN CONTACTO