Industria

Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios y las empresas industriales

El texto más esperado por el sector de la seguridad contra incendios en décadas, el Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios, (RIPCI), vio la luz el 12 de junio de 2017, fecha de su publicación en el BOE (Real Decreto 513/2017, de 22 de mayo), y entró en vigor el 12 de diciembre de 2017. Resumimos algunas de sus implicaciones y te contamos cómo Proseguir Seguridad puede ayudar a tu empresa en este campo.

Nuevos sistemas de detección y protección contra incendios

El nuevo RIPCI contempla por primera vez nuevos sistemas de detección y protección, como el control de humos, el agua nebulizada o los aerosoles condensados, que han quedado recogidos en la nueva reglamentación. Después de ser solicitado por las empresas del sector, se ha actualizado el listado de normas de aplicación de los sistemas, y se han concretado las características de uso de algunos de ellos, como los hidrantes o las bocas de incendio equipadas (BIES).

Mayor profesionalización, a través de la figura de un técnico especialista

Otro requisito muy demandado por el sector desde hace mucho tiempo, porque contribuye a la profesionalización, es la exigencia para las empresas instaladoras y mantenedoras de disponer de un técnico contratado de manera permanente y la habilitación de un sistema de gestión de la calidad. De este modo, la detección y protección contra incendios correrá a cargo de un profesional cualificado, evitando la improvisación o la aplicación de directivas y políticas de protección poco efectivas o alejadas de la reglamentación vigente.

Novedades para las empresas instaladoras y mantenedoras

El nuevo RIPCI se estructura en dos partes. La primera comprende el reglamento propiamente dicho y la segunda los tres anexos que contienen las disposiciones técnicas. En el primer bloque se cita expresamente a las empresas instaladoras y mantenedoras en el objeto y ámbito de actuación del reglamento. Se adapta al reglamento de productos de la construcción y la exigencia del marcado «CE» para aquellos productos que disponen de norma armonizada.

Como ya hemos dicho, se exige la contratación de personal adecuado a su nivel de actividad y se obliga a disponer de un certificado de calidad del sistema de gestión. También se establece que los proyectos han de cumplir con los requisitos de la norma UNE 157001.

El RIPCI contempla las inspecciones reglamentarias a las que se han de someter las instalaciones. En este sentido, la propiedad está obligada a realizar revisiones trimestrales de los aparatos, equipos y sistemas. Y lo debe hacer constar en un acta. Este requisito lo puede encargar a una empresa de mantenimiento o lo puede hacer la propia empresa, aunque deben ir firmadas por la propiedad y el mantenedor.

Prosegur Seguridad te ofrece protección de incendios a medida

La nueva reglamentación sobre detección y prevención de incendios tiene un destacado papel en el sector industrial, pues se trata de un área que debe contar con especial atención por parte de las empresas de dicho sector. No solamente para que estas operen conforme a la legalidad, sino para garantizar un desarrollo de la actividad — cualquiera que sea — en condiciones seguras y confiables; por ello Prosegur Seguridad es el aliado estratégico perfecto para la industria. Tanto por experiencia, preparación y especialización como por el conocimiento específico y exhaustivo de este campo y su adecuación a los estándares europeos exigibles a día de hoy.

Todos los sistemas de detección y protección contra incendios de Prosegur están adaptados a la nueva normativa y puede garantizar tu protección según tus necesidades. Si eliges a Prosegur Seguridad como empresa instaladora y mantenedora dispondrás de un control constante de señales de fuego. También tendrás a tu disposición señales y sistemas de exterminación a la medida de tus necesidades, que detectan y exterminan de modos diferenciados según la probabilidad de incendio existente. Gracias a nuestros sistemas te garantizamos una extinción inmediata, con riesgos mínimos de daños o pérdida de bienes. Tendrás la absoluta seguridad de funcionamiento constante y de una plena operatividad de los sistemas gracias al mantenimiento y el servicio técnico en caso de detección de fallas.

En Prosegur lo que cuentan son las personas. Apostamos por una comunicación más cercana y transparente que nos permita conocer las inquietudes y necesidades de nuestros clientes y nuestros empleados.

PONTE EN CONTACTO