Inmobiliario

El servicio de rondas flexibles en las empresas inmobiliarias: el «sereno» del siglo XXI

El sector inmobiliario lleva varios años atravesando un momento crucial para su desarrollo, en un contexto económico inestable y enfrentándose a retos de distintos tipos. Actualmente, cuando parece que los inmuebles vuelven a ser un activo de inversión de primer nivel, la protección de los mismos es un elemento que todas las empresas inmobiliarias deben tener muy en cuenta. Para ello, las empresas de seguridad ponen a su disposición diferentes servicios.

El vigilante de seguridad, imprescindible en el sector  inmobiliario 

Tanto en los casos en los que se trate de inmuebles habitados, como en aquellos en que la propiedad esté vacía o en proceso de construcción — especialmente en estos dos últimos escenarios — la presencia de un vigilante de seguridad debe considerarse como un elemento de presencia imprescindible. La capacidad disuasoria de un vigilante de seguridad en una ronda flexible minimiza el riesgo de entradas no deseadas, ocupación ilegal del inmueble o sustracción de material de construcción, por citar algunos ejemplos.

El valor añadido de una empresa de seguridad en una comunidad de propietarios 

En cualquier conjunto de viviendas, los propietarios acogen positivamente la presencia de un vigilante de seguridad que vele por la seguridad y la tranquilidad de todas las personas y familias que habiten en ellas. Y no tiene necesariamente que tratarse de una zona conflictiva o existir un riesgo potencial más elevado que cualquier otro escenario, para la empresa de seguridad. El factor preventivo, en la mayoría de las ocasiones, suele decantar también la balanza hacia una propiedad protegida y vigilada convenientemente.

Las rondas flexibles, la mejor forma de contar con un vigilante de seguridad

La ronda flexible de Prosegur Seguridad es un servicio de seguridad presencial que se adapta a las necesidades de cada cliente, permitiendo la integración de medios técnicos específicos — como la videovigilancia, por ejemplo — como complemento a las rondas programadas. Se realizan visitas durante el horario de actividad o inactividad de nuestros clientes, según lo exigido por estos, comprobando el correcto estado de las instalaciones, verificando los accesos, cierres y los diferentes puntos de especial interés.

Algunos beneficios de la vigilancia presencial

La presencia itinerante de los vigilantes en vehículos rotulados garantiza una fuerte prevención y disuasión para escenarios no deseados. La presencia física de un vigilante de seguridad proporciona una mejor respuesta operativa ante situaciones de emergencia en las instalaciones de los clientes. Del mismo modo, ante un salto de alarma en nuestra CRA, nuestro personal verifica el exterior e interior de la instalación, minimizando los daños de una posible intrusión las 24h los 365 días del año. Además, Prosegur Seguridad proporciona un sistema de custodia y trazabilidad, que garantiza la seguridad y la geolocalización permanente de las llaves de las instalaciones del cliente.

La empresa de seguridad como proveedora de «serenos» del futuro

La histórica figura del sereno rememora tiempos pasados y parece hacer referencia a otra época y otro mundo. Pero la presencia de un profesional que vele por la seguridad, inviolabilidad e integridad de cualquier instalación inmobiliaria sigue siendo una necesidad contemporánea, tanto o más que en otros momentos. Con la presencia itinerante de un vigilante de seguridad, profesionalizado, capacitado y con experiencia que pueda, además, complementar su trabajo con el apoyo de la tecnología, el sector inmobiliario puede minimizar los problemas y aportar valor a sus activos y propiedades.

En Prosegur lo que cuentan son las personas. Apostamos por una comunicación más cercana y transparente que nos permita conocer las inquietudes y necesidades de nuestros clientes y nuestros empleados.

PONTE EN CONTACTO