Servicios

La seguridad en los eventos deportivos. Así «triunfó» Rusia en su mundial

Dentro del mundo del deporte, una de las citas más importantes y esperadas — cada cuatro años, ni más ni menos — es el Mundial de Fútbol. Para el país anfitrión es una oportunidad de mostrar su mejor cara a los millones de espectadores que lo siguen a través de los medios de comunicación e Internet; también para brindar a los seguidores que asisten en directo a los partidos la mejor experiencia posible.

Pero también se trata de una pesadilla logística, organizativa y de seguridad. Este año se celebró el Mundial 2018 en Rusia y, exceptuando a dos espontáneos durante el partido final, no se registraron incidentes de seguridad durante toda la competición. Este éxito ha granjeado a los organizadores no pocos halagos, pues es bien conocido lo problemático de algunos seguidores exaltados y radicales en las Ligas de países como Argentina, Brasil o la propia Rusia, además de la amenaza permanente del terrorismo islamista, que suele fijar su mira en eventos masivos y grandes aglomeraciones de público.

Ningún espectador sin entrada. Ni sin identificación de seguridad

Los organizadores han redoblado esfuerzos para que las entradas a los distintos partidos fueran virtualmente imposibles de falsificar y para que — en una medida sin precedentes, en la historia de los Mundiales de fútbol — absolutamente todos los aficionados con entrada contaron, además, con una identificación de seguridad personalizada previo registro que han debido portar en todo momento como acreditación permanente y sin la que era prácticamente inviable llevar a cabo ninguna actividad relacionada con la competición, antes, durante y después de los encuentros. Esta medida ha facilitado el control de acceso a los eventos, ha mejorado el seguimiento de los aficionados conflictivos y convirtió al mundial ruso en uno de los más vigilados de la historia.

Medidas de seguridad futuristas en los eventos deportivos, para anticiparse a las amenazas

Durante el desarrollo del campeonato mundial se probó con éxito un software de reconocimiento facial, que permitía identificar veinte caras por segundo. Activo durante un mes de prueba en instalaciones e infraestructuras con masiva afluencia de público y con importancia estratégica, como el metro o los aeropuertos, este software permitió a las autoridades identificar y detener a casi medio centenar de personas que se encontraban en las listas federales de personas buscadas. Los buenos resultados auguran su implantación permanente, en cuanto se «afinen» algunos flecos técnicos y se depure un poco más el sistema.

Más efectivos policiales y vigilantes de seguridad con dedicación exclusiva

Un evento de estas características requiere un refuerzo considerable, en lo relativo al equipo humano que vela por la seguridad de aficionados, periodistas, hinchas, etc. Las fuerzas policiales y de seguridad recibieron un refuerzo de personal de más de 40.000 agentes de seguridad, destinados exclusivamente a la cobertura del Mundial. A esto hay que sumar a equipos especializados, tanto de la policía como del ejército, grupos anti terroristas de élite y efectivos «de paisano» infiltrados en las grandes aglomeraciones.

La seguridad en los eventos deportivos, un componente estratégico vinculado al éxito

Si algo ha demostrado este Mundial de Rusia 2018 es que, cualquiera que sea la dimensión del evento del que estemos hablando, requiere prestar especial atención a las medidas y el personal de seguridad pendientes de su desarrollo, así como la coordinación y distribución de los efectivos. Si tienes en mente la puesta en marcha de cualquier evento — aunque no sea tan complejo ni masivo, como un Mundial de Fútbol — te recomendamos que te dejes asesorar y ayudar por empresas especializadas en el terreno de seguridad en eventos deportivos, como Prosegur Seguridad. Como has comprobado, importan menos los potenciales problemas con los que podrás encontrarte que el cuidado y la profesionalidad de las medidas que adoptes para evitarlos.

En Prosegur lo que cuentan son las personas. Apostamos por una comunicación más cercana y transparente que nos permita conocer las inquietudes y necesidades de nuestros clientes y nuestros empleados.

PONTE EN CONTACTO